Desktop


BLOG

lunes, 15 de enero de 2018

¡Quiero! #Negocios




Generalmente es con alguna de las siguientes frases como empieza un proyecto en Idóneo:
  • Quiero que la gente entienda el valor de lo que hago y me lo pague 
  • Quiero que la gente que puede valorar lo que hago descubra que existo porque la gente que viene hoy no lo valora, no lo quiere pagar o no lo puede pagar. 
  • Quiero que la gente perciba y entienda porqué soy diferente de mis competidores y valore lo que hago
  • Quiero que la gente me identifique rápidamente. No me veo bien de lejos 
  • Quiero verme mejor en el anaquel o el aparador de las tiendas donde me vendo 
  • Quiero vender más rápido. La gente no se anima a comprarme cuando descubre que existo sino hasta después de que se lo regalo y lo prueba. Ese lapso es de varios meses. 
  • Quiero cobrar más porque a este ritmo y con estos competidores que tienen más margen que yo, va a llegar un día en el que produzca más y gane menos, o definitivamente no gane nada. 
  • Quiero cambiar la forma en la que me veo porque pronto festejaremos un aniversario y no debería seguirme viendo así 
  • Quiero cambiar cómo me veo porque merezco estar en el siguiente nivel, con los grandes, como lo grande que ya soy
  • Quiero tratar directo con el cliente que me disfruta. Si le sigo vendiendo a los revendedores nunca voy a aumentar mi margen 
  • Quiero poner un negocio de esto que domino perfectamente, pero necesito que me vaya mejor que a mi familia porque tardaron mucho en levantar el negocio y no quiero esperar tanto 
  • Quiero abrir una nueva sucursal y necesito que la gente se entere porque para abrirla me endeudaría y no quiero tardar tanto en devolver el dinero 
  • Quiero poner un negocio, pero sólo tengo este dinero. No tengo más. Si no hago que funcione a la primera creo que lo perderé todo.
Trabajamos en lo que las personas piensan de su producto o servicio, porque las personas toman decisiones de compra basándose en lo que creen. Eso es una marca y eso es lo que hacemos en Idóneo. Construir marcas.

Estas fueron algunas frases que nuestros clientes han puesto sobre la mesa, como retos que deberíamos cumplir. Junto a estrategias gestionadas por ellos, planeadas e implementadas en equipo con nosotros, hemos visto el poder avasallador de una marca para lograr eso y otros ambiciosos objetivos en las organizaciones.

Mira ejemplos haciendo clic aquí 

martes, 12 de diciembre de 2017

El menú de un restaurante ¿La pieza más importante?

Creamos herramientas de marca: Filosofía, nombres, logotipos, sistemas de comunicación visual y experiencias; para que los dueños o gestores de un negocio estén mejor armados ante el reto de conectarse con sus audiencias, de forma honesta, transparente, relevante, distinta; luchando por obtener reconocimiento y lealtad, creando valor para sus clientes y para su negocio.

Cada sector tiene formas particulares de encontrarse con sus clientes (no es lo mismo vender automóviles que montar un restaurante) y cada negocio dentro de un sector define acciones específicas para ganarse a sus clientes. En los restaurantes, los elementos producto (los alimentos) y servicio se enmarcan en un espacio donde el control de cada uno es importantísimo para conseguir el objetivo: esa deseada posición en la mente y el corazón de las audiencias. En esta orquesta bien organizada por un director, el menú es un instrumento imprescindible para que la pieza musical deleite el oído y no suene como un escándalo.

Menú de Maíz de lo Alto

El Menú de Maíz de lo Alto, un restaurante mexicano con sede en Mérida para el que creamos herramientas de marca, ha sido publicado en Art Of The Menú, un blog especializado que selecciona y publica soluciones de menús de todo el mundo, para reconocer piezas que son símbolo del esfuerzo de los restaurantes para conectarse con sus audiencias de forma innovadora y clara, resaltando el valor del diseño de menús en el mundo. 

El menú de Maíz de lo Alto publicado en Art Of The Menu

Nada más y nada menos, el menú de un restaurante tiene las siguientes responsabilidades o características, algunas las hace por si sólo y algunas las hace en equipo con otros elementos: 
  • Es base de la relación entre los comensales y el restaurante, al indicar montos de dinero que los comensales han de cubrir a cambio de la experiencia que se les ha prometido en la comunicación.
  • Es el único elemento que verán -probablemente- el 100% de los clientes.
  • Es el máximo embajador del concepto que le ha dado razón de ser al restaurante, y puede expresarlo a través de la organización de su contenido y su redacción, forma, acabado, materiales y texturas, tipografías y tamaño, etc.
  • Es responsable de la agilidad con la que los comensales -sienten que- comprenden la oferta racional y emocional del restaurante. Dependiendo del tipo de clientes, los alimentos y la experiencia, los comensales podrían decir que es engorroso un menú de una sola hoja y les encanta un menú de 5 hojas.

En Idóneo creemos que el menú no es lo más importante al crear la estrategia de un restaurante, pero si es una pieza fundamental que debe hacer equipo con todos los demás elementos.

A la fecha, el menú de Maíz de lo Alto que diseñamos ha sido reconocido con una mención plata en el Premio a! Diseño 2016, a lo mejor del diseño mexicano; y un Platinum en el premio CLAP, a lo mejor del diseño en Iberoamérica.

jueves, 26 de octubre de 2017

¿El logo hace a la empresa o la empresa hace al logo?


Si parece un pato, nada como un pato y gazna como un pato, entonces es un pato. 

Esta afirmación, como una forma muy sencilla de explicar el razonamiento inductivo, donde se llega a una conclusión general -llamada conjetura- partiendo de otras observaciones específicas, es de gran ayuda para entender el reto de diseñar los elementos visuales que representarán a una empresa o producto; trabajos regularmente conocidos como “diseño de marca gráfica” o “diseño de identidad visual”.

¿Qué es primero? ¿El huevo o la gallina? 
¿El logotipo hace a la empresa o la empresa hace al logotipo? 

Si usted piensa que es la empresa la que hace al logotipo, está en lo cierto, ya que el logotipo, como víctima, simplemente absorberá como esponja la calificación que los clientes hagan de su experiencia con la empresa o el producto que representa, esto es, el logotipo va a significar para sus clientes lo que la empresa o producto -con su comportamiento o calidad- haga que signifique. La calidad de su producto o la actitud de servicio de los empleados generará una idea -buena o mala- que será identificable en la mente de sus clientes gracias a su logotipo. Entonces la empresa o el producto -con su forma de ser- hacen al logotipo.

Por otro lado, si usted piensa que el logotipo hace a la empresa, está en lo cierto, porque una identidad visual desarrollada impecablemente, diseñada considerando las expectativas y los códigos visuales que hay en las mentes del mercado al que se dirige, influirá firmemente en cómo las personas perciben a la empresa o al producto que representan. El amor entra por los ojos, esto es, el logotipo -con su impecable composición y utilización- hace a la empresa o al producto.

¿Cómo estas afirmaciones que deberían oponerse pueden ser ambas ciertas? 

Observe un detalle -incorrectamente obviado- cuando no se ha entendido el reto de -hacer que se encuentren- las empresas con sus clientes y el papel de los identificadores visuales para conseguirlo. La clave está en la realidad, aquello que efectivamente ocurre, que es tangible y fácilmente comprobable para sus clientes respecto de su empresa o producto. Sus identificadores (el logotipo y el sistema visual que le acompañan), deben estar íntimamente enlazados con su empresa o producto y su valor agregado, la filosofía que les mueve, lo que les hace únicos e inconfundibles, pero basado en la realidad del -día a día- que viven los clientes con la empresa o el producto y lejos de proyecciones filosóficas o características que no se pueden comprobar.

Por ejemplo, al diseñar o elegir identificadores visuales, si usted trata de aparentar algo que su empresa o producto no son, con el fin de “atraer” clientes, va a fracasar, porque cuando los clientes que han venido descubran -la realidad- probablemente se sientan engañados y acaben decepcionados o confundidos. Del mismo modo, si usted diseña o elige un logotipo que no ayuda a comunicar lo que es su empresa o producto, las personas podrían llevarse una impresión errónea y seguir buscando lo que necesitan en la competencia, o usted tendrá que esforzarse el doble para que la gente “le conozca” tal y como es. Sus clientes, los que le valoran, tardarán más de la cuenta en encontrarle porque su empresa o producto no se ve como ellos esperan o no le creerán a la primera, del mismo modo en el que -casi nadie- quiere ser amigo de alguien desalineado, bipolar o incongruente.

La clave está en la realidad

Los elementos visuales (logotipo y sistema visual) son sólo un identificador, ni más, ni menos. Ni más que eso como para cargar sobre sus hombros la responsabilidad de toda la percepción de la empresa o el producto. Ni menos que eso, como para ser ciegos de su altísima importancia en la búsqueda constante de ser percibidos tal como lo necesitamos en la mente de las audiencias. El logotipo no va a hacer que sus clientes piensen que el servicio de su empresa es sobresaliente, tal vez lo haga con quienes no le conocen -a primer golpe de vista- pero a la larga eso lo tiene que hacer usted con su equipo de trabajo, con mecánicas de atención bien definidas que resuelvan lo que ustedes han prometido que son capaces de hacer.

Si usted no está orgulloso de las experiencias que las personas viven sobre su empresa o producto, o le preocupa lo que sus clientes opinan, no hay que cambiar el logotipo; primero hay que cambiar la forma en la que se hacen las cosas para transformar dichas experiencias y después -una vez que sea real- probablemente haya que cambiar “la imagen” del negocio. Si no le gusta la reacción cotidiana de un miembro de la familia, es probable que no sea suficiente con pintar la fachada de la casa.


Si nada como pato, gazna como pato y luce como un águila, hará el ridículo.
Si caza como águila, vuela como águila y luce como pato, nadie le tomará hasta verle en acción.


Mire un proyecto real de Idóneo en el que éste fue el reto principal haciendo clic aquí.

Esa es la razón por la que se llama “identidad visual”, sin pretensiones, sin mentiras, sin fantasías, sin falsos anhelos, debería verse como realmente es, en el entendido de que -primero- deberíamos estar orgullosos de lo que somos.

#NegociosHonestos #MarcasVerdaderas

viernes, 16 de junio de 2017

“Imagine” de John Lennon tiene un nuevo coautor: Yoko Ono, viuda del cantante.

La Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos (NMPA, por sus siglas en inglés) anunció en la reunión anual de la institución ocurrida este miércoles en Nueva York, que decidieron añadir el crédito Yoko Ono a la canción “Imagine” que se atribuyera -hasta ahora- sólo a John Lennon, y que se convertiría con los años en uno de los temas musicales más reconocidos de la carrera del artista y más sobresalientes de la música.

Un fotograma del largometraje "Imagine".
Yoko Ono y John Lennon sentados frente al piano.  

Yoko Ono, viuda del cantante, ya es beneficiaria de las propiedades de Lennon por lo que -según los expertos- esta modificación no supondría cambios en la entrega actual de regalías; salvo que, en Estados Unidos, la ley establece que una canción entra en “dominio público” 70 años después de la muerte de su último creador, lo que elevará significativamente el período de tiempo por el que ésta deberá seguir generando ingresos para quienes sean reconocidos como titulares de los derechos. “Para concluir el proceso y la medida entre en vigor, aun es necesario que nadie presente una oposición”, dijo David Israelite, Director de la Asociación.




Para justificar el cambio, la institución mostró grabaciones de archivo en las que Lennon habla sobre la activa colaboración de su pareja para crear “Imagine”, aceptando incluso que intencionalmente no había sido reconocida como coautora por su condición de esposa; “en ese tiempo yo era un poco egoísta y macho” declaró Lennon en las grabaciones exhibidas. El Hijo de John y Yoko, llamado Sean, dijo a un medio que este era el día de su vida en el que se sentía más orgulloso y feliz, por el anuncio de Imagine como canción del siglo y por la sorpresa de que también se reconocería a su madre como coautora de la misma.

Este hecho, alrededor de una canción tan emblemática, podría llevarnos a pensar en todas las personas que influyen en la creación de cosas que disfrutamos todos los días, pero no son mencionadas en los créditos, a pesar de la inmensa influencia que ejercieron para que dicho invento exista ¿No te parece?


FUENTES:


lunes, 24 de abril de 2017

Empresa yucateca obtiene premio nacional de diseño

Con 6 nominaciones, IDÓNEO recibe dos Menciones Plata y un Premio a! Diseño 2016. 

En la Torre Mayor de la Ciudad de México se llevó a cabo la ceremonia de entrega del Premio a! Diseño edición 2016, el pasado sábado 22 de abril. Frente a más de 400 profesionales de todo el país, reunidos en el piso 51, los organizadores estaban listos para anunciar a los ganadores designados por el jurado calificador, en diversas categorías que abarcan el diseño gráfico, el diseño industrial y el interiorismo.

La Consultora de Marcas yucateca IDÓNEO recibió 6 nominaciones de las cuales 3 recibieron galardones, como sigue: Una Mención Plata para su proyecto “Restaurante Mexicano Maíz de lo Alto” en la categoría Identidad, una Mención Plata para su proyecto “Menú de Alimentos Maíz de lo Alto” en la categoría Editorial - Folleto y un Premio a! Diseño 2016, el máximo galardón de la categoría, para su proyecto “Torneo de Ajedrez Copa Progreso”, también en Identidad

En el orden acostumbrado:
LDG. Carlos Tamayo Ortega y MGTI. Abdiel González Góngora de IDÓNEO

Al recibir el trofeo, el LDG. Carlos Alberto Tamayo Ortega, Director de Arte de IDÓNEO, se dijo orgulloso de estar en la ceremonia rodeado de gente tan talentosa, agradeció a su equipo de trabajo y a su cliente por confiar en ellos.



El Premio a! Diseño fue creado en 1994 por la primera revista especializada en diseño profesional en México, dedicada a la promoción y difusión del diseño en nuestro país, con más de 25 años de vida editorial.

Desde su fundación en 2012, IDÓNEO ha recibido varios reconocimientos y premios por su trabajo, poniendo en alto al diseño yucateco, junto a destacadas empresas creativas locales y nacionales; el más reciente fue un Premio CLAP Platinum a lo mejor del diseño en Iberoamérica, en noviembre de 2016.

Haga clic aquí para conocer los 6 proyectos con los que IDÓNEO fue nominado
Haga clic aquí para conocer la Revista a! Diseño

viernes, 10 de marzo de 2017

¡ALTO RIESGO para tu marca! ¿Sabes qué hacer si algo sale mal?

Polémica reacción de un académico cuando sus hijos pequeños le interrumpen en cadena nacional.
Trabajamos para que todo salga perfecto, menos para salir perfectamente cuando algo sale mal.

Las organizaciones, como máquinas de reloj en donde las piezas funcionan milimétricamente para dar la hora, trabajan cada día para conseguir su objetivo. Desde un pequeño reloj de mano comparado con una micro empresa familiar, hasta un inmenso reloj en un palacio comparado con una empresa regional; cada quien hace (o debería) hacer el trabajo que le han asignado, del modo y en el tiempo que se ha acordado, para que ese esfuerzo se sume al de todos y se cumpla el objetivo: vender y obtener ganancias, triunfar en una elección, conseguir recursos para una causa altruista, etc.

Todos trabajan para que todo salga bien, las tareas y las metas se plantean generalmente en sentido positivo, con enfoque de logro, y se espera cada día que eso suceda: que todo salga bien; pero ¿Qué pasa cuando algo sale mal? En muchos casos no se sabe qué hacer o cómo reaccionar. Además, frente a la crisis que provoca el error, viene una reacción inmediata que muchas veces provoca un daño mayor al error.

En estos días se ha hecho viral una entrevista de la cadena BBCa un académico, sobre la crisis política que vive Corea del Sur. Robert Kelly nunca se imaginó la crisis que estaría a punto de vivir él, por su reacción frente a la cámara, cuando sorpresivamente entran sus pequeños hijos al espacio de su casa desde donde transmitía en vivo.




Hagamos una analogía entre tu empresa o micro empresa y Robert Kelly. Por ejemplo:

1.- Imagina que tu empresa, pequeña o grande, es Robert Kelly

2.- Objetivo organizacional. Seguro que tú te sabes la misión de tu empresa: "Existimos para proveer el mejor sabor o somos la respuesta a esta o aquella necesidad con sensibilidad...". Ya la tienes en mente. No la olvides.

En cuanto a este académico, podríamos definirlo, sólo como ejemplo, como "ser un líder de opinión sobre política y sociedad, informado, analítico, capaz de traducir a lenguaje común los retos sociales".

3.-¡Algo sale mal!

Tu empresa
Robert Kelly
Un cliente ha recibido un producto o servicio que no cumple con tu promesa de marca: una costura hecha mal, que no ha sido detectada por el área de calidad. 
Se ha servido frío el mejor platillo de tu menú cuando debía estar caliente. 
Tu cliente lo hace saber de algún modo a la empresa. 
La hija de Robert Kelly, de unos 4 años, abre la puerta y se acerca a él naturalmente, como si fuera un día normal con su padre frente a la computadora sin saber que estaba frente a miles de televidentes -porque es una niña- y aun no puede entenderlo. Viene tras ella su hermanito en una andadera. Robert se da cuenta desde el monitor. .

Este es el punto en el que tu empresa y Robert Kelly tienen que tomar una decisión, tienen que reaccionar, y más vale que haya políticas y lineamientos claros para saber cómo hacerlo de modo que resulte positivo porque hay mucha gente mirando; los ojos de su cliente, los de su familia, los de los amigos de su familia y los seguidores de cada uno en redes sociales; porque los seres humanos estamos acostumbrados a asumir cómo es lo que no podemos ver según lo que si podemos ver, suponemos que una fruta está buena porque su exterior es colorido y brillante, creemos que una persona tiene un “mal corazón” si vemos que empuja a otra, nos formamos una opinión a partir de nuestra experiencia y es muy difícil que podamos cambiarla.

4.- La reacción organizacional

Robert Kelly permanece frente al monitor, se desencaja, se incomoda, con su brazo izquierdo empuja a su hija hacia atrás y trata de continuar al frente como si no pasara nada, caen algunos libros que seguramente han sido acomodados allí para lucir en la entrevista, su hijo que ha empezado a moverse en andadera viene tras su hermana, Kelly está visiblemente incómodo, confundido, distraído.
Entra su esposa y al darse cuenta de lo que ocurre, alarmada, se apresura a sacar a los niños de la escena a jaloneos y en algunos segundos arrastrando a la niña por el sueño, por sus rostros puede suponerse que no comprenden la reacción de sus padres.

5.- La crisis y el objetivo roto.

El vídeo ha dado la vuelta al mundo. En las redes sociales de Kelly pueden leerse decenas de comentarios en varios idiomas, muchos reclamándole el trato que él y su esposa dieron a sus hijos, otros opinando que no ha sido para tanto. Algunos sugieren que podía haber sentado a la niña en sus piernas y continuado hablando mientras su esposa venía por ella y se la llevaba de la mano. Al carecer de un plan (suponiendo que debían tenerlo) y reaccionar sin pensar, el objetivo organizacional no se cumplió. Para millones de personas Robert es un padre despiadado, insensible, que se cree que puede hablar de crisis de entendimiento político en Corea del Sur pero es incapaz de tratar a sus hijos con tolerancia y amor aun cuando no son conscientes de que están haciendo algo mal.


Foto del Facebook de Robert Kelly con comentarios sobre el incidente. Haz clic para ver más grande. 

Marca es eso que las personas piensan sobre su producto o servicio, es eso que las personas piensan sobre cómo es su empresa. Se forman una opinión de lo que han vivido directa o indirectamente, ellos o la gente que les rodea. La reacción frente a los errores, la crisis posterior, es uno de los elementos que influyen en esa percepción porque muchos voltean y observan cuando ocurren. 

¿Tu empresa sabe cómo reaccionar ante un error? ¿Cuentan con un análisis de riesgos o planes para enfrentar alguna crisis de comunicación? Estas preguntas se responden en equipo de modo que se consideren los riesgos, se trabaje para evitarlos en todos los frentes y todos sepan qué tienen que hacer o a quien acudir si algo saliera diferente de lo previsto, siempre con el objetivo de conservar una buena reputación; que continúe haciendo valioso al producto, al servicio y a su marca. 

Negocios honestos. Marcas Verdaderas.

Fuentes


martes, 21 de febrero de 2017

Restaurante gana un premio y se lo entregan a otro llamado igual

Con información de Milenio

Un pequeño restaurante, de la ciudad francesa de Bourges, saltó a la fama de un día para otro cuando la Guía Michelin le otorgó, por error, una de sus anheladas estrellas con las que reconoce a lo mejor de la gastronomía en el mundo, enlistándolo en su sitio web oficial.

Se llama Le Bouche à Oreille, su platillo estrella es la res bourguignon y el gasto promedio de sus comensales es de $250.00 pesos mexicanos. El verdadero premiado se llama exactamente igual, pero se ubica en Boutervilliers, a una hora de París; su platillo estrella es el flan de langosta y peras con chocolate acompañadas de champagne, siendo el gasto promedio por persona de $1,000.00 pesos mexicanos. 

A la izquierda el restaurante ubicado en Bourges premiado por error
y a la derecha el restaurante ubicado en Boutervilliers
Veronique Jacquete, dueña del restaurante ubicado en Bourges le dijo al periódico The Guardian que no estaban preparados para la cantidad de gente que empezó a llegar, y su chef Penelope Salmon, dijo que nunca se ha imaginado ganando una estrella Michelin, “Yo cocino con el corazón”, asentó. Aymeric Dreux, responsable de los platos que se sirven en el restaurante cercano a Paris dijo que conversó con Veronique y se rieron juntos de la situación. En 2015, Dreux ya había ganado una estrella Michelin. 

Hay emprendedores que piensan que la definición del nombre de su negocio es algo que puede hacerse a la ligera. Este es un buen ejemplo de que eso es un error. Si el empleado administrativo de la Guía Michelin se confundió al publicar el premio en el sitio web, probablemente es porque sólo tenía el nombre del restaurante y realizó una investigación superficial para dar con la dirección ¿Cuántos clientes podrían confundirse igual? Ahora esta confusión, que ha dado la vuelta al mundo, será parte de la historia del lugar, será comentada y repetida por gran parte de su audiencia, cuando lo que se busca con tanto esfuerzo al abrir un negocio, es una narrativa impecable sobre su producto o servicio. 

En Idóneo ayudamos a nuestros clientes a definir el nombre de su emprendimiento, comprendiendo que debemos definir uno que haga su trabajo en la mente de la audiencia cuando éste salga a la luz. El nombre que se elija, debe alinearse estrechamente a la estrategia del negocio en cuanto a sonido, pronunciación, facilidad de recordación, posibilidad de relacionarse con negocios afines (por ejemplo, a través de patrocinios), debe funcionar en futuras frases y dentro de campañas que comunicarán los valores del negocio, debe existir plenamente en el mundo digital y debe poder obtener autorización de las autoridades de propiedad intelectual para ser explotado exclusivamente por sus dueños (certeza en la inversión), entre otras características importantes.

¿Has tenido alguna dificultad con algún negocio que te gusta por su nombre? Por ejemplo que no lo encuentres, que se parezca a otros ¡Cuéntanos!

Fuente: MILENIO 

CONTACTO

9991633072
hola@idoneo.mx


SOCIAL

fb tw ins yt

© IDÓNEO 2018


CONTACTO

9991633072
hola@idoneo.mx

SOCIAL

fb tw ins yt

fb tw ins yt

© IDÓNEO 2018

© IDÓNEO
2018