Desktop


BLOG

miércoles, 20 de abril de 2016

¿Bebé o experto? ¿Qué tipo de emprendedor eres?

Emprender es un reto, no es para cardiacos o personas que buscan una vida 100% tranquila y sin contratiempos; la felicidad y la tristeza, la aventura y el riesgo, lo correcto y lo incorrecto son palabras que adquiren nuevos significados en el corazón de un emprendedor, muchas veces diferente a lo que piensa "la mayoría" de sus amigos o familiares.

La experiencia y la actitud de un emprendedor frente a esa misma experiencia marcarán su futuro: no es lo mismo cometer un error y que eso sirva para aprender y transformarse (buena actitud) o cometer un error y que eso sea motivo de indiferencia, tristeza o frustración (mala actitud). 

 ¿Un emprendedor nace o se hace?

Algunos dicen que el emprendedurismo se trae en el alma. Sin duda la capacitación, la experiencia y la interpretación que haga sobre el entorno, son factores que multiplicarán los buenos resultados de un emprendedor.

A continuación los 5 tipos de emprendedor según su experiencia:


Tipo
Descripción
Emprendedor bebé
Sabes que no quieres ser “empleado fijo de alguien”
¿Cómo es que otros han podido ser independientes? Tal vez han tenido suerte. Si ellos han podido ¿Tú por qué no?

Emprendedor junior
Ya has emprendido al menos una idea o varias, de negocios o personales, pero ya has tenido la responsabilidad de dirigir un proyecto.
Sabes que los negocios no son un tema de suerte sino de "prevenir", aunque a veces te detiene el miedo porque algunas cosas no salen como quisieras.
Aún piensas que “si quieres que algo salga bien tienes que hacerlo tú mismo”.

Emprendedor joven
De los negocios que has emprendido aun duelen los fracasos, pero te sientes orgulloso de los que funcionan.
Ya no llegas tarde a tus juntas, sabes muy bien lo que tienes que decir para conseguir lo que quieres y no mensajeas mientras la otra persona habla.
Estás seguro de que una buena idea no es suficiente para tener éxito. Hay que investigar y planear. Ya has perdido el miedo a pedir un crédito ¡Nadie con dinero puede resistirse a un buen proyecto bien sustentado!

Emprendedor experto
Ya aprendiste que investigar y planear no es suficiente, también hay que rodearse de gente talentosa y responsable, crear alianzas productivas y controlar la implementación.
Design Thinking, Proyección financiera y Tasa Interna de Retorno (TIR) son términos que manejas a diario; después de todo, “sino es un buen negocio en el papel, menos lo será en la realidad”.

Emprendedor master
Por tu trayectoria eres para muchos un gurú: si tú inviertes en un negocio sube su valor, si retiras tu inversión de otro negocio encienden las alarmas.



¿Que tipo de emprendedor eres? ¿Estás avanzando al ritmo que te gustaría? ¿Que necesitas para dar el siguiente paso?
 






1 comentario:

  1. excelente blog, coincido se trae en el alma y sin duda la experiencia refuerza lo que crees, gracias por compartir. saludos

    ResponderEliminar