Desktop


BLOG

sábado, 23 de abril de 2016

#Lady100pesos ya tiene patrocinador: Kraken, empresa de accesorios de moda con estilo náutico, le paga por publicidad.

Imagen 1: Lorena es llamada #Lady100pesos por lucir un
billete de esa denominación para tratar de evitar su detención
Dicen que en la guerra y en el amor todo se vale con tal de obtener lo que se quiere, con tal de ganar. Algunos aplican esa frase en el mundo de la comunicación: "En la tarea de llegar a tu audiencia, de conquistar a tu mercado meta no debes tener límites, hay que ser imparables, no tener piedad", indican.

En días recientes, una joven de 18 años tuvo un accidente al conducir un automóvil en estado de ebriedad. Hoy, en la época de la revolución de las herramientas de comunicación (que no necesariamente de la comunicación humana), alguien grabó un video del momento de la detención y lo colgó en YouTube. Por gracioso, ilustrativo, impactante o las razones que usted juzgue, el material se viralizó. Cientos de memes, mensajes de comprensión, regaño o burla han aparecido en varias plataformas de redes sociales. Le llamaron #Lady100pesos por ofrecer a los policías municipales un billete de esa denominación como soborno para evitar su detención.

Un día después del accidente, la marca de accesorios con estilo náutico Kraken, implementó una estrategia en redes sociales usando como eje esos hechos, ya en la mira de miles de internautas. Entre otras acciones, desde una página de fans, Lorena Daniela Aguilar Rodríguez, regala cupones de descuento de $100.00, para todas las compras que se realicen en la tienda en línea.

¿Qué costos y beneficios tiene para una marca usar una estrategia como esta? ¿Puede o debe cualquier marca aprovechar circunstancias similares para llegar a su audiencia? ¿Existe algún riesgo en este caso y en circunstancias parecidas? ¿Puede involucrarse la ética en una estrategia como esta?

Imagen 2. Kraken aplica descuentos en su tienda
 en línea a través del cupón Lady100


Actualización. Sábado 8:00am. La joven Lorena Aguilar fue liberada después de 8 horas de detención y trás el pago de una multa de $1,500.00. Quedó a disposición del ministerio publico. [Leer más]

No hay comentarios:

Publicar un comentario